Decoración de habitaciones infantiles coloridas

Decoración de habitaciones infantiles coloridas

Las habitaciones de los pequeños tienen que reflejar la personalidad de nuestros hijos y motivarles, y para ello nada mejor que utilizar colores frescos y alegres como los que veremos en las siguientes líneas.

En estas líneas mostraremos como utilizar este tipo de colores con acierto, porque aunque en una cantidad apropiada le darán un toque muy alegre a la habitación, utilizados en exceso pueden incluso perturbar el descanso de los pequeños. Así que vemos los consejos necesarios para crear un dormitorio colorido lleno de encanto.

Una habitación infantil colorida

Que los colores tienen una influencia sobre nosotros es algo que hemos repetido en ocasiones a través de nuestros artículos. Pero esta influencia sobre los pequeños hay que tenerla aún más en cuenta porque pueden favorecer o perjudicar su desarrollo.

Los colores brillantes como el rojo, el púrpura, el amarillo, el verde, el naranja o el azul son opciones ideales para este tipo de habitaciones, pero para serlo necesitan ir acompañados de colores pastel o tonos neutros que disminuyan sus efectos.

Igualmente éstos necesitan de colores animados para destacar, porque de lo contrario crean un espacio triste y bucólico. Combinando estos tonos neutros con colores animados como el rosa o el verde fluo, estarás creando un toque muy fresco para la habitación de tu hijo.

No abuses de los colores

Aunque este tipo de habitaciones tienen un carácter tan especial que pensamos que la colocación de muchos colores solo puede causar más diversión, un uso excesivo y atrevido puede ser muy perjudicial. Por tanto, utilicemos el color con moderación.

Una buena forma de no excederse es respetar muy el espacio de juegos de la habitación con el espacio del descanso. Como puedes adivinar, lo ideal es optar por colores brillantes para la zona de juego y colores más suaves alrededor de la cama. Para la zona de estudio o de deberes, opta también por colores menos llamativos.

La forma de introducir los colores vivos es usarlos sobre una base de tonos neutros, que por una parte suavizarán sus efectos y por otro lado resaltarán aún más su presencia.

Consejos para pintar una habitación infantil

Si te animas a pintar la habitación de tus pequeños, anímate a usar pintura lavable. Esta opción es de las más recomendables, ya que tarde o temprano tus hijos pintarán la pared o los propios juguetes acabarán por mancharla. Cuanto más mate es la pintura, más difícil es de limpiar.

¿Quieres incentivar la creatividad de tus hijos? ¡Atrévete con la pintura de pizarra!Ésta la puedes encontrar en más colores que en negro, y no hay nada que les guste más a los pequeños que coger las pinturas y pintar. Se pasarán tardes enteras, te lo prometemos. Este tipo de pinturas también puede aplicarse en muebles.

Haz partícipe a tu hijo de los colores que vas a introducir en la habitación. Pregúntale cual es el color que más le gusta y crea su habitación en torno a él. No te preocupes por lo llamativo que sea el color, con una buena base de blanco o de tonos neutros podrás suavizarlo.

Combinaciones de colores

Los colores brillantes alegres estimulan y despiertan la imaginación de los pequeños. Puedes, por ejemplo, combinar un verde anís con un tono neutro como gris azulado, acompañar todo ello con muebles en madera clara y toques blancos.

El amarillo es también un color cálido y estimulante que también puede contribuir al bienestar del niño.

Compártelo en tu red social:
Más en DecoUtil - Habitaciones:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook