Consejos para la elección del colchón

Consejos para la elección del colchón

¿Sabías que cuando cumplas 75 años te habrás pasado 25 de esos años en tu cama durmiendo? Dormir es la actividad que más horas repetimos al día, lo que puede darnos una idea de la importancia de hacerlo sobre un buen colchón para cuidar la salud de nuestra espalda y de nuestra salud en general. Y es que el colchón es la base de un sueño reparador.

Y no solo es la espalda la que se resiente tras una noche en una postura incorrecta. Muchos de los dolores que arrastramos diariamente como dolores de cabeza, piernas hinchadas, etc. vienen generados por un colchón inapropiado.

Dureza de los colchones

La dureza del colchón debe ser completamente equilibrada, ni demasiado dura, ni demasiado blanda. Ambos extremos pueden ser perjudiciales para nuestro descanso. Lo ideal es que el peso del cuerpo esté repartido de una manera equilibrada, con un colchón que sostenga nuestro cuerpo con una firmeza justa.

El colchón perfecto es el que respeta la curvatura natural de la columna vertebral, tanto si dormimos en posición boca arriba como si lo hacemos de lado. Con un colchón duro esto no es posible porque no permite que el peso se distribuya. Con uno blando el cuerpo se hunde, lo que hace que la espalda no esté bien sujeta en ninguna de las posiciones.

Tipos de colchones

Al hablar de los diferentes tipos de colchones, lo haremos distribuyéndolos por los diferentes tipos de materiales del colchón.

• El colchón de muelles es el más popular de todos los diferentes colchones que hay. Éstos a su vez pueden ser de muelles independientes, muelles continuos o muelles embolsados. En general son los colchones más firmes y los más completos en cuanto a calidad/precio.

Dependiendo del tipo de muelles del colchón, la firmeza será mayor o menor. Cuanto mayor sea la calidad del colchón mejor será la capa de amortiguación que aísla la dureza del muelle. Este tipo de acolchados pueden ser de varios materiales, aunque los viscoelásticos o los de látex son los que más te recomendamos.

El principal inconveniente de este tipo de colchones es que sus muelles no se adaptan de una forma perfecta a todas las partes del cuerpo. Además los muelles van cediendo poco a poco, sobre todo en las zonas que más peso reciben, lo que crea con el tiempo deformaciones.

• El colchón de espuma es el más clásico de los colchones. Pero no por ello deben ser los de peor calidad, ya que éstos han ido evolucionando con el paso de los años e incorporando las nuevas tecnologías para aumentar su calidad.

Estos colchones están rellenos de una espuma de poliéster. La calidad del colchón depende del tipo de espuma que lleve, ya que ésta puede variar en densidad, calidad y altura. A mayor densidad de espuma mejor calidad y más resistencia al hundimiento. Un colchón de espuma de buena calidad puede ser igual de fiable que un colchón de muelles.

Un buen colchón de espuma permite un descanso firme y ergonómico. El principal inconveniente con éstos es que pierden la firmeza con el uso, sobre todo cuando no elegimos las mejores calidades. Igualmente son superficies que guardan la postura que hemos mantenido durante un lapso de tiempo, lo que hace que a veces los cambios de postura sean incómodos.

• Los colchones viscoelásticos son los que mejor adaptabilidad ofrecen, además de ser los que mejor ventilación tienen (algo ideal para evitar problemas de alegrías). Aclarar que la viscoelástica es un tipo de espumación termosensible que puede moldearse al recibir calor, lo que hace que sea capaz de adaptarse a la forma del cuerpo cuando dormimos sobre ella.

Así que tenemos colchones con alta capacidad de adaptabilidad, mayor cuanto mejor sea el colchón porque éste incorporará mayor cantidad de espuma viscoelástica. Este tipo de colchones no pueden utilizarse por ambas caras como los otros colchones ya que la capa viscoelástica solo está por una de las casa, pero sí se recomienda voltearlos de cabeza a pies al menos una vez cada quince días para evitar deformaciones.

Son colchones altamente recomendables para personas con dolores de espalda ya que permite una correcta alineación de la espalda al amoldarse a ella sin presiones excesivas. Además es perfecto para todo el año, ya que no genera ni frío ni calor.

Estos son los tres tipos de colchones principales que podemos encontrar en el mercado. Si quieres encontrar los mejores en cuanto a relación calidad/precio/mantenimiento, los colchones Pikolin son un acierto seguro. Si buscas buenas ofertas en colchones Pikolin, en el amplio catálogo de ColchonClub.es podrás encontrar colchones de los tres tipos, y su fiabilidad es de lo más tranquilizadora.

Consejos previos a su compra

Con las directrices previas que os hemos mostrado ya podemos hacernos una idea de las características de cada uno de los colchones y podemos intuir los beneficios que podemos obtener de ellos. No obstante es importante que probemos previamente los colchones.

¿Cómo hacerlo? Por supuesto no podemos dormir en ellos, pero sí podemos probarlos en la tienda. Hazlo sin miedo y sin vergüenza. Es un gasto grande el que haremos y es una elección importante, así que no dudes en experimentar lo que sientes durante al menos 5-10 minutos.

Compártelo en tu red social:
Más en DecoUtil - Habitaciones:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook